Planta de Tratamiento de Efluentes Líquidos

Planta de tratamiento de efluentes líquidos residuales, básicamente lixiviados procedentes de vertederos externos. La capacidad de tratamiento de esta planta es de 13.000 metros cúbicos/año.

La instalación de depuración de lixiviados consta de depuradora primaria (mediante filtración), depuradora principal (mediante osmosis inversa), depósitos de reactivos y depósitos de concentrado.

La depuración primaria está compuesta por los siguientes elementos:

> Bombeo de los lixiviados retenidos en las balsas al sistema de filtración.
> Filtración por silex-antracita, con el fin de reducir los sólidos en suspensión
> Filtración por carbón activo, para eliminar la materia orgánica del lixiviado.
> Filtración por zeolitas, para la reducción del amonio cuando el efluente presente un contenido fuera de los parámetros de vertido.
> Bombeo de agua filtrada para limpieza.
La denominada depuración principal, se realiza por medio de la tecnología denominada ósmosis inversa.
Este sistema de depuración de lixiviados mediante ósmosis inversa, consta de dos etapas con módulos DT/PT de ROCHEM, para un caudal de 120 m3/ dia de lixiviado con un rendimiento del 75% en producción y un permeado con calidad adecuada para vertido a cauce público.
Las plantas de tratamiento y depuración (primaria y principal) se encuentran ubicadas en un área anexa a las balsas de almacenamiento de lixiviados, y se encargan de adaptar los parámetros de vertido a los valores legales establecidos en la Autorización Ambiental Integrada.
La capacidad de tratamiento de esta planta es de 43.000 metros cúbicos/año; de los cuales unos 13.000 m3 son lixiviados externos al complejo
planta-tratamiento-efluentes-liquidos